Seleccionar página
A veces la publicidad y su mensaje se puede hacer más real de lo que pensamos. Con un «perderás la cabeza«, un centro comercial nos hacía partícipes de sus rebajas y de sus precios de escándalo. Lo que nunca podría imaginar el creativo que desarrolló esta campaña es que la chica perdería literalmente la cabeza en una de las vallas que iría expuesta.
Me pareció curioso que durante semanas esta valla siguiera así y por eso la fotografié hace un tiempo. En esta ocasión, los efectos meteorológicos hicieron el eslogan efectivo… y si no, que se lo digan a la modelo que salía en el cartel… que poco se lució.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!